Siguin, senyors, de flors o de ferro les cadenes que lliguen esretament la nacionalitat catalana i les demés nacionalitats espanyoles, les cadenes sempre seran cadenes"

Àngel Guimerà davant l'Assamblea de Manresa.

dimarts, 30 d’octubre de 2007

La Vanguardia i el rei.


He rescatat un altra editorial de La Vanguardia. Recoredem la opinió que té sobre la crema d'imatges del Rei, i el silenci total sobre Mayor Oreja i la defensa de les dictadures.


Sobre el rei opine: "el Rey debe ser defendido, por lo que es y por lo que representa, para España y Catalunya"


Sobre la crema d'imatges: "ha tenido impacto en la opinión pública española,(sempre pendents de caure bé) poco acostumbrada a asociar Catalunya con imágenes de alta agresividad política, pese a las turbulencias, las tensiones, los gestos desconcertantes de muchos políticos catalanes estos últimos años y la fortísima y condenable espiral demagógica puesta en marcha contra el nuevo Estatut desde significadas instancias políticas y mediáticas de Madrid". Iencara afegeix ; "creemos que hay demasiado silencio acomodaticio en Catalunya. Hay un imperio excesivo de lo políticamente correcto,bajo la facilona premisa de que la sociedad catalana es más virtuosa y templada que el ruidoso y abrupto avispero madrileño. La templanza es buena, sin duda alguna. Pero hay silencios que chirrían. Hay, en algunos momentos, indicios de una preocupante cobardía". Covardia???? I tant però perqué no ens defensem!!!


I per a quedar-se descansat del tot: "el Rey debe ser defendido, por lo que es y por lo que representa, para España y Catalunya(que represente ara? que ha representat històricament a part del decret de nova planta?). ¿Alguien en su sano juicio - no un demagogo, no un agitador, no un oportunista- estás hoy en condiciones de afirmar que otra forma de Estado sería más cordial y amiga del autogobierno de Catalunya?. Y a nadie escapa que en determinados círculos de Madrid, poco sospechosos de izquierdismo, bullen desde hace tiempo algunas fantasías republicanas, fantasías de una república presidencialista y neocentralista".


Finalment ens diu que és lo correcte: "es obligación política y moral de las fuerzas centrales de Catalunya - políticas, económicas y culturales- saber defender con mayor vigor las ideas y los intereses compartidos por las franjas más amplias de la ciudadanía. La mayoría social debe tener voz y la plaza pública no debe ser cedida ni a radicales, ni a majaderos"